Bruxismo

¿Qué es el Bruxismo?

Los músculos de la masticación son muy poderosos y su función consiste en actividades como masticar, hablar o deglutir. Sin embargo, también intervienen en actividades consideradas no funcionales que se realizan durante el día, como chuparse el dedo, rechinar los dientes, morderse la lengua o cualquier hábito fuera de las acciones funcionales. Todas estas actividades tienen algo en común, suelen realizarse de forma inconsciente; pero, entre las actividades no funcionales nocturnas la más importante es el bruxismo.

El bruxismo es un movimiento nocturno, inconsciente, intenso y rítmico de los músculos de la masticación, muy frecuente en niños, sin que a esas edades se considere patológico sino una forma natural de desarrollo de la dentición, y un estímulo del desarrollo muscular y óseo de los huesos de la cara, tendiendo a la desaparición al alcanzar la segunda década de vida. Sin embargo, en la edad adulta el hábito bruxista puede ocasionar múltiples problemas dependiendo de la frecuencia y la intensidad.

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

Aunque los expertos no se ponen de acuerdo, existen dos factores fundamentales: el estrés emocional y las interferencias oclusales.

El estrés tiene un papel muy importante en el bruxismo de modo que la persona con este hábito generalmente soporta altos niveles de estrés y la intensidad del bruxismo depende de esto.

El segundo factor son las interferencias oclusales, es decir, alteraciones en los dientes que provocan un mal engranaje de los mismos, lo que obliga al organismo a intentar desgastar todas esas interferencias para conseguir una mejoría en la forma de encajar los dientes, en la oclusión.

Generalmente el desgaste no soluciona el problema, sino que lo agrava, ya que al irse desgastando los dientes cada vez van encajando peor.

¿Cómo se diagnostica?

Ya que el bruxismo es inconsciente y nocturno, la única manera de diagnosticarlo es durante el sueño, bien de forma directa mediante la visualización del hábito, o bien midiendo la actividad de los músculos masticadores durante la noche por medio de una electromiografía. Estos procedimientos raramente se utilizan para diagnosticar el bruxismo ya que son caros e innecesarios.

Dado que el bruxismo provoca efectos en diferentes partes del sistema masticatorio, el diagnostico se realiza de forma indirecta observando el desgaste de los dientes y la tensión de los músculos.

¿Es perjudicial el bruxismo?

El bruxismo se da en casi todos los individuos de forma ocasional sin que ello tenga mayor importancia. Sin embargo, en las personas con bruxismo constante es muy perjudicial para todo el sistema masticatorio: dientes, encías, músculos y articulación temporomandibular, ya que las fuerzas que se realizan durante el acto bruxista son enormes comparadas con la masticación normal (hasta 4 veces más). A nivel de los dientes se produce un desgaste característico que a su vez provoca una perpetuación del bruxismo.

A nivel de las encías las debilita, de forma que a la larga aparecerá inflamación y movilidad en los dientes. Pero el efecto más perjudicial se da a nivel de los músculos y la articulación temporomandibular en forma de dolores de cabeza, oído o cuello, al abrir la boca, ruidos al abrir la boca y, con el tiempo, dificultad para masticar o incluso hablar.

¿Existe tratamiento?

Ya que la causa principal son los factores emocionales, el tratamiento consistiría en conseguir reducir al mínimo los niveles de estrés. Sin embargo, el bruxismo como acto inconsciente es difícil de evitar completamente; por tanto, el tratamiento va encaminado a minimizar los efectos perjudiciales mediante la consecución de una oclusión estable y la utilización de férulas de descarga.

Para obtener una oclusión estable es preciso que no falten piezas dentarias y que estas encajen perfectamente, por tanto, será necesario reponer las piezas que se hayan perdido y que un especialista valore si es posible mejorar la forma de encajar los dientes. Si ya existe mucho desgaste de los dientes es muy importante repararlo para que los dientes tengan la forma adecuada, ya que de otro modo será muy difícil conseguir la oclusión adecuada. Cuando no es posible mejorar la oclusión, es aconsejable la colocación de una férula de descarga de forma preventiva.

Una férula es una galleta de plástico hecha a medida para que cubra los dientes de una de las dos arcadas, sus funciones más importantes son evitar las interferencias oclusales y el desgaste dentario. Las férulas se suelen colocar durante el sueño y, además de evitar el desgaste, solucionan los otros síntomas derivados del bruxismo: dolores de cabeza, oído, cuello, etc.

En casos muy severos se pueden utilizar medicamentos como el triptizol, que altera las fases del sueño, con lo que parece se evita el hábito bruxista como efecto colateral.

Todos nuestros tratamientos

Aquí encontrará información sobre todos los tratamientos que realizamos en nuestra Clínica. No dude en ponerse en contacto con nosotros para resolver cualquier duda.

Implantología Digital 3D

Ampliar información
Técnicas de Blanqueamiento dental en españa

Blanqueamiento dental

Ampliar información
Los mejores tratamientos de estética dental

Estética dental

Ampliar información

Periodoncia

Ampliar información

Odontopediatría

Ampliar información

Prótesis dental

Ampliar información

Odontogeriatría

Ampliar información

Higiene dental

Ampliar información

Prevención dental

Ampliar información