los colmillos largos, cosas del cine para Drácula

los colmillos largos, cosas del cine para Drácula

A la hora de hablar de dentaduras, una de las más famosas y reconocidas, no es otra que la de Drácula. Sus colmillos son casi un objeto de culto del que se saca el provecho máximo en películas, series, libros o fiestas de disfraces.

Sin embargo, no fue hasta la irrupción de este personaje en el cine de la mano de Cristopher Lee en 1958, que los colmillos se hicieron famosos volviéndose característicamente largos como los vemos hoy en día.


El lugar de los colmillos en los dientes, cuestión de gustos

De hecho ¿Te has dado cuenta que no todos los vampiros los llevan en el mismo lugar?

En 2016, El periódico ABC publico un interesante artículo sobre este personaje explicando que efectivamente tanto la evolución de los caninos como su posición han sido fruto de la imaginación del cine.

Hace mas de 60 años, no se mencionada nada de colmillos largos en ninguna novela.
En la literatura vampírica, uno de los libros que marcó la pauta respecto a que lo vampiros tenían dientes afilados, fue el de Varney el Vampiro, una novela escrita en 1845 por James Malcolm Rymer. La novela de Rymer influenció en gran medida a Bram Stoker y su Drácula.

Varney estaba descrito como una especie de demonio con fuerza sobrehumana y colmillos afilados dejando dos punzadas en el cuello cuando muerde a sus víctimas. Esta descripción inspiro a Stoker en que su vampiro tuviese todos los dientes afilados y puntiagudos.

nosferatu

Fotograma de la película Nosferatu / Internet

Sin embargo fue el cine el que le dio fama, aunque no todas las películas.
Por ejemplo, en 1931 la dentadura de Drácula de Tod Browning, el personaje tenía una dentadura normal y al Nosferatu Aleman de Friedrich Wilhelm Murnau en 1922 le faltaban varias piezas dentales.

La primera película que realmente representó los dos colmillos fue Drakula Istanbul’da. Una producción de terror en Turquía del año 1953 que no tuvo ninguna repercusión fuera del país.

Finalmente, fue Christopher Lee el que se puso unos colmillos mas largos para causar esa imagen terrorífica que conocemos hoy en día.

Desde entonces, el mundo del espectáculo ha producido infinitos vampiros con diferentes poderes, tamaños de dientes o incluso diferentes posiciones.

Los adolescentes de Crepúsculo, los guapos de Entrevista con un vampiro, o los de la serie True Blood que inventaron o evolucionaron los colmillos para ser retractiles, saliendo cuando iban a morder o estaban en peligro o colocando los colmillos en lugar de los incisivos (como las serpientes de cascabel) para darles un toque aún más agresivo.

información sobre estética dental

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website