¿En qué consiste el Blanqueamiento Dental?

¿En qué consiste el Blanqueamiento Dental?

  • carillas dentales

Conoce lo fundamental del blanqueamiento dental, una de las ramas de la odontología estética, y sonríe de nuevo

 

Básicamente el blanqueamiento dental en un procedimiento odontológico con el objetivo de reducir el color original de las piezas dentales que han sido oscurecidas por factores intrínsecos o extrínsecos, con objeto de lograr entregarle una sonrisa reluciente al paciente.

Naturalmente a todos nos gusta sonreir, no hay motivo para no hacerlo, y una sonrisa hace que nuestro día y los de quien nos rodea sea mejor. Sin embargo existe mucha gente que prefiere ocultar su sonrisa puesto que sus dientes no cuentan con la tonalidad deseada. En algunos casos, a pesar de tener una sonrisa armoniosa y ordenada, las personas padecen de una coloración amarillenta u opaca por motivos clínicos, genéticos o de hábitos. Por suerte, entre la odontología estética (estética dental), existe una especialización en solucionar las situaciones que afectan la tonalidad de su dentadura, conocido como blanqueamiento dental.

Tratamientos que involucra la Estética Dental

Si hablamos en términos generales, se puede decir que existen productos que pueden ayudar al paciente a blanquear su sonrisa desde la comodidad de su hogar (dentífricos, pastas, enjuagues, etc.), pero sería un error asegurar que los mismos resultados que se alcanzan en un tratamiento profesional serian los que se alcanzasen con los productos ya mencionados. Por tal motivo en la Clínica Dental Soto-Yarritu recomendamos que aquellos interesados en recibir un blanqueamiento dental, se acerquen a una clínica especializada.

 

Los dientes son cuerpos delicados que pueden verse manchados u oscurecidos por motivos variados, tales como el consumo de antibióticos antes de la erupción del diente, por la ingesta de alimentos, bebidas o sustancias como el té, el café, el vino, el tabaco, etc., el uso de dentífricos especializados en el tratamiento de la gingivitis y la halitosis, golpes, fracturas o el simple paso de los años.

Entrando un poco más en materia, el procedimiento de blanqueamiento dental puede ser interno e externo. Cuando hablamos de un blanqueamiento dental externo nos referimos al tratamiento habitual, el cual se realiza sobre la parte externa de las piezas vitales no endodonciadas, y que pueden ser llevadas a cabo por un especialista o en casa. Cuando se trata del blanqueamiento “casero”, se implementan geles y dentífricos especializados que deben ser aplicados constantemente.

 

Por otro lado, cuando se trata del blanqueamiento dental profesional (desempeñado por un especialista), se desenvuelve en diferentes etapas. La primera consiste en una sesión en el consultorio con luz fría de arco completo y peróxido de hidrógeno al 35%. La segunda etapa consiste en la aplicación de férulas y peróxido de hidrógeno en concentraciones menores a la principal. Esta segunda etapa se realiza desde la comodidad del hogar del paciente, pero a diferencia del blanqueamiento dental “casero”, este cuenta con elementos que pueden ser proporcionados únicamente por el odontólogo. La tercera, y última etapa, consiste en un mantenimiento mensual de 40 minutos con la férula y peróxido de carbamida. Esta última etapa también puede ser llevada a cabo desde la casa y tiene una duración que varía por cada paciente a consideración del especialista. Por otro lado, el blanqueamiento dental interno es aquel que se especializa en trabajar sobre dientes no vitales, es decir, en aquellos dientes que han pasado por un tratamiento de conductos (endodoncia), aplicando una solución de perborato de sodio o de peróxido de carbamida dentro de la cavidad pulpar del diente, y al cabo de un tiempo continuar el proceso externo para obtener la reducción en la coloración del diente.

 

No obstante, como profesionales en el campo, debemos advertir que el blanqueamiento dental debe ser llevado a cabo con responsabilidad y de forma mesurada, pues el exceso en su tratamientopuede acabar en daños sobre la matriz del esmalte, al igual que en la parte interior del diente y en su pulpa. La exposición desmedida de las piezas dentales al láser, al peróxido de hidrógeno o de carbamida, o a los demás elementos involucrados en el blanqueamiento dental, puede tener como consecuencia la reabsorción de las raíces del diente y la destrucción de sus capas prismáticas y pulpitis. Por todo esto se recomienda que los tratamientos de blanqueamiento dental sean prescritos y efectuados por médicos especializados en odontología estética.

 

¿Te interesa un tratamiento de blanqueamiento dental de calidad? Póngate en contacto con nosotros, pues en la Clínica Odontológica Dres. Soto-Yarritu contamos con especialistas de primera que te acompañarán a lo largo de todo el proceso y garantizan los mejores resultados.

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website