Dentista para niños: evita el miedo al dentista a los más pequeños

Dentista para niños: evita el miedo al dentista a los más pequeños

Al igual que cuando se trata de la salud de los más pequeños acudimos al pediatra, en el caso de la salud bucal debemos acudir a un dentista para niños, más conocido como odontólogo pediátrico u odontopediatra.

1. Generar confianza en los niños desde el primer día.

Seguramente te preguntarás ¿Pero realmente existe un dentista para niños?
Cuando intentamos recordar nuestra primera experiencia con el dentista, seguramente a muchos de nosotros no nos vienen muy buenos recuerdos a la cabeza. Ver todos los aparatos a primera vista, incluso sin que nos tocasen ya nos causaban miedo.

Según la Sociedad Española de Odontopediatría (www.odontologiapediatrica.com) la primera visita al dentista debe ser al completar la erupción de todas las piezas dentales que componen la primera dentición, 20 piezas, para ser precisos. A sus 3 años de edad, el odontopediatra le examinará sus dientes, encías y mandíbula para verificar su estado, dará información a los padres sobre la correcta higiene dental, recomendará una dieta cariogénica y revisará los hábitos bucales del menor, como la succión digital o el uso del chupete.

Para poder mitigar este miedo, es importante poder contar con un dentista para niños especialista no solo en esta disciplina, sino que sepa ayudarles para que su actitud ante los tratamientos dentales sea positiva, de esta manera les generamos confianza y cooperación de manera natural. Creamos un ambiente cómodo para los pequeños y hacemos que vivan una experiencia de calidad, esto ayuda a que su comportamiento, en un futuro, ante el dentista y el instrumental sea positivo y calmado durante los procedimientos.

 

dentista para niños2. Tipos de tratamientos que hace el dentista para niños

Según las necesidades de cada paciente, se pueden realizar tratamientos específicos como, por ejemplo:

  • Tratamientos Preventivos
  • Enseñar técnicas de higiene dental
  • Realizar un proceso de fluorización para minimizar el riesgo de aparición de caries
  • Poner selladores en las partes más susceptibles a las caries
  • Limpieza dental para quitar la placa dental o sarro.

Tratamientos Restauradores

  • Obturación de las caries
  • Pulpotomía (eliminación parcial del nervio)
  • Pulpectomía (eliminación total del nervio)
  • Coronas preformadas en dientes temporales y permanentes.
  • Aparatología funcional.

 

3. Cómo cuidar los dientes de los niños

Generalmente solemos pensar que, si el niño no presenta ninguna dolencia en la dentadura, no es necesario llevarlo al odontopediatra. Sin embargo, incluso estando los dientes sanos, es importante que lo podamos llevar una vez salgan todos los dientes para poder detectar posibles malformaciones o problemas bucales futuros y poder hacer un chequeo al menos dos veces al año.

Independientemente de esto, podemos trabajar en tratamientos preventivos en casa como, por ejemplo, cepillarse los dientes al menos dos veces al día o usar un enjuague bucal específico para los niños.

Por último, no hay que olvidar que una buena dieta, reduciendo los azúcares, sobre todo los de los caramelos, ayuda a prevenir problemas bucales.

información odontropediaría

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website